fbpx

Mamá ¡pelea con las botas puestas!

Mamá ¡pelea con las botas puestas!

Mamá, no cedas las responsabilidad y autoridad que Dios te dio para educar a tus hijos, ponte las botas de combate y pelea de manera estratégica.

Ser madre sin duda es la experiencia más sublime y especial que una mujer pueda tener. No hay palabras para describir las emociones que sentimos cuando sostenemos a esos angelitos en nuestros brazos por primera vez. También, y sin duda es la responsabilidad más seria y trascendental que Dios nos haya delegado en esta tierra. Si lo pensamos a detalle, cualquier otra tarea que tengamos en la vida puede ser realizada por otros excepto la de ser mama… y la profesión de la cual nunca te jubilarás.

Desde que nacen tenemos sueños y expectativas para nuestros pequeños, pero a medida que van creciendo y nos enfrentamos a los retos de la crianza, nos damos cuenta de que la cosa no es tan fácil y sublime como parecía. Mientras desarrollan su propia personalidad y rebeldía, nos enfrentamos a todo un sistema bien organizado y diseñado para evitar que podamos educarlos para Dios.

Es mi caso, tuve el gran reto y bendición de criar a una niña de voluntad firme. Siento que salí del hospital con las botas de combate puestas. Stephanie desde muy bebé mostró su gran nobleza y su corazón sensible a Dios, pero también su terquedad. No era que hiciera cosas malas, pero su constante e insistente deseo de salirse de las reglas lo llevaba en su ADN.

Hacía cosas que me sacaban la risa a carcajadas y parecían graciosas, pero si no se corregían a tiempo, no serían graciosas a los 15 años. Eso era lo que me preocupaba. Si de niña quería salirse con la suya y no aprendía a seguir las reglas, de grande tendría muchos problemas, no solo con las personas, sino con las consecuencias y los resultados de sus actos rebeldes.

Abre los ojos ¡estamos en guerra!

Cabe decir que los niños con personalidades fuertes pueden llegar muy lejos si se les dirige correctamente y esa es justamente nuestra tarea. Es importante saber que la rebeldía de nuestros hijos, en mayor o menor escala, es parte de un mundo caído.

También puedes leer: https://ladronadefrases.com/familia/un-hijo-con-talentos-especiales/

Para que nuestros hijos sean exitosos en la vida no solo debemos dar amor incondicional, nos corresponde identificar cuáles son las áreas en las que debemos ser estratégicas e intencionales en la crianza.

Además, es imperativo que unamos fuerzas con Dios para educarles en contra de la corriente. De hecho, estamos en guerra… No cedas a otros la responsabilidad y autoridad que Dios te dio. No harán tan buen trabajo como tú.

La disciplina puede ser desgastante y tornarse en una batalla constante si no tenemos cuidado, hay que evitar a toda costa que se convierta en una guerra personal, porque si entramos en ese juego tendremos perdida la mitad de la batalla.

Procura que tus hijos sepan que los amamos incondicionalmente y que todo esfuerzo o disciplina no es para estropearles la vida, sino para enseñarles a vivir. Hay que mantenerse firme y ecuánime en todo tiempo.

En cuanto a Stephanie, puedo decir que no todo era problema, más bien se trataba de etapas o temporadas donde estaba creciendo. Ella estaba clara que mamá no iba a tirar la toalla y que la batalla estaba ya ganada en Dios. Hoy me parece gracioso, Dios me revelaba situaciones y me daba creatividad para manejar situaciones inesperadas, así que yo tenía unos pasos adelante…

Con mucho cariño, guardo la carta que le hizo una vez a Santa: «Este año no quiero regalos… quiero que le traigas a mi mamá un anillo muy brillante. Ella no tiene a nadie que le regale uno y yo quiero sorprenderla». Lloré cuando la leí. Mi hija siempre fue y es muy cercana a mí. Hoy es una gran mujer, madre y esposa. Valió la pena asociarme con Dios para criarla.

Por más difícil que sea tu papel de madre o padre, y sin importar la dificultad que estés afrontando en la crianza de los hijos, créeme que de la mano de Dios podrás guiarlos a un destino seguro en el plan maravilloso que Él ya les preparó con antelación.

Recuerda, nuestra tarea es protegerlos y enseñarles lo valiosos que son para Dios.

Asegúrate que te vean darle a Dios una prioridad en tu vida y de que le conozcan de una forma personal. En esos momentos en los que no sepas qué hacer, busca la Palabra de Dios, desde allí el Señor te dará instrucciones precisas para cada ocasión: “Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie”. Santiago 1:5

Ahora, ponte las botas de combate, agárrate de las tácticas de Dios y pelea de manera estratégica por tus hijos… ¡y nunca, jamás te rindas! En el tiempo oportuno Él te dará la victoria.

Ha inspirando a millones de mujeres hispanas en todo el mundo con sus motivadoras palabras, a fin de alcanzar logros como mujer, esposa, madre y profesional. Es autora del libro «Ponte en mis zapatos». Ha sido la directora de Expolit y actualmente se desempeña como Embajadora Internacional. Es presentadora de televisión y productora del programa internacional «Verdades que cambian vidas», fue vicepresidenta de ComunicadoresUSA, así como empresaria y propietaria de EventersMiami. Ha formado parte de la junta de varias organizaciones sin ánimos de lucro, incluyendo la Asociación de Editoriales Evangélicas (SEPA) y ComunicadoresUSA. Ha recibido múltiples premios internacionales, incluyendo el reconocimiento especial del Congreso de Estados Unidos debido a su contribución a la comunidad.

Marie M. Griffin – who has written posts on Ladrona de frases.


Artículos relacionados

Comenta

Tu email no sera publicado en ningún momento. Requieres llenar los campos marcados *

– who has written posts on Ladrona de frases.