fbpx

Mamás con mala reputación

Mamás con mala reputación

Las suegras son madres con mala reputación que protagonizan enfrentamientos dentro del hogar, chistes y bromas sin cesar. ¿A qué se debe su mala fama?

Estamos en mayo, obvio que el enfoque del mes está centrado en la figura de la madre. Esa mujer que no solo nos lleva en su vientre, sino que desde nuestra llegada al mundo -con cesárea o parto natural-, nos amamanta, cuida, protege y nos va formando toda la vida y siempre nos ve como su bebé.

Las mamás son ese ángel que Dios escogió para acompañar e iluminar nuestra vida… Con lágrimas, sollozos y hasta mocos podemos pasar un buen rato llenándolas de halagos. Si ya somos madres con facilidad nos enternecemos recordando las palabras de nuestros pequeños o las tarjetitas con sus primeras palabras o dibujos.

Pero ¿qué pasa cuando se trata de hablar de la mamá de nuestro esposo? Se desvanece la mirada tierna, la magia se evapora, la ceja alcanza su nivel extremo, el cerebro se inunda de malos recuerdos y colorín colorado…

Las suegras son esas mamás con mala reputación que con frecuencia terminan siendo las protagonistas de enfrentamientos dentro del hogar, chistes y bromas sin cesar. A qué se debe esa mala fama de esas madres, si ellas, como tú y yo, quieren lo mejor para sus hijos.

Como ya saben, este espacio es para abrir el corazón y es necesario poner el ejemplo, así que comparto algunas memorias que guardo de mi suegra. Ella quedó viuda cuando sus hijos tenían 25 y 24 años, así que le tocó sacarlos adelante con trabajo duro. Mi esposo era el mayor, así que pronto empezó a contribuir en el hogar. Ya de novios lo acompañaba a hacer el supermercado de su casa, fue así como admiré lo buen hijo que era. Pero la dinámica de su familia cambió cuando nos casamos.

Ella era una mujer acostumbrada a determinar las acciones de su hogar y esperaba una nuera perfecta, que cocinara, almidonara las camisas blancas de su hijo, preparara el té con verbena para los problemas digestivos, todo aquello para lo que nunca me preparé, pero cuando nació nuestra primera hija, su nieta, se volcó en atenciones y detalles para ella. Fue como la ofrenda de paz con la que logró asimilar la “pérdida” de su hijo.

¿Qué enseña una suegra?

En el proceso hubo múltiples fricciones y discusiones, pero ahora le doy gracias porque me despejó el camino con las novias anteriores. Su partida llegó cuando apenas mi hija cumplió 2 años y medio. Después la comprendí, ella, como todas las madres, estaba sacando las uñas para defender a quien amaba, no quería compartir con nadie el amor de su hijo porque nadie le explicó que estamos hechos para amar de diferentes formas a quienes nos rodean. Su trabajo formó a un esposo maravilloso, padre responsable y hombre esforzado.

La madre de mi marido me enseñó qué tipo de suegra debo ser. Cuando mis hijas tomen la decisión de casarse -espero que eso sea en unos 20 años- yo debo confiar en su instinto y en sus decisiones, en que apliquen lo que les enseñé. Al final, el trabajo de oración que empezó cuando nacieron no finalizará cuando se casen, seguiré orando para que Dios las ilumine y las llene de sabiduría para emprender en todas las áreas de su vida.

Llegará un día en que seremos llamadas “suegras” y tendremos que decidir si somos la bruja de los chistes, esa que llega sin que la inviten al hogar ajeno, que no aprueba el menú de la esposa, que llega a buscar el polvo en los rincones de otra casa, o pretende dirigir a la empleada ajena y transpirando consejos a diestra y siniestra. También podemos ser la suegra que esté ahí cuando se nos pida, la que espera que a su hijo le vaya bien siempre, que aprenda a respetar los límites y aprenda a ver las mejores cualidades de su nuera o yerno.

Si ya eres suegra, nunca es tarde para optar por una u otra opción. Quizás tengas que pedir perdón, perdonar y pedir una nueva oportunidad para redefinirte.

Mujer, esposa y madre.
Robadora de frases.
En proceso de construcción.
Amante de los viajes, buenos libros y museos.

Marly Leonzo – who has written posts on Ladrona de frases.


Marly Leonzo
ADMINISTRATOR
VER PERFIL

Artículos relacionados

Comenta

Tu email no sera publicado en ningún momento. Requieres llenar los campos marcados *

1 Comentraio

  • Astrid
    mayo 13, 2019, 7:10 am

    Mi suegra ha estado alli presente cuando mas lo he necesitado ella es mama de 4 varones y una mujer sufrio mucho con su esposo pero estuvo con el hasta el final, aunque muchas veces nos enojamos la siento como que fuera mi segunda Madre asi que Bendiciónes para ella tambien

    REPLY

Últimos posts

Autoras

Más comentados

– who has written posts on Ladrona de frases.