Tiempo de lectura: 2 minutos

Uno se hace hombre, se hace más humano cuando tiene su propia biblioteca, aunque sea de un solo libro.

Benito Taibo

Desde muy pequeñita se me ha inculcado un amor masivo por la lectura, que hoy me llena de manera inexplicable y me da felicidad infinita.

Durante muchos años creí que escoger un solo libro como mi favorito era imposible, pero cuando leí las últimas palabras de Persona Normal escrito por Benito Taibo, me di cuenta de que estaba totalmente equivocada.

La novela narra la historia de Sebastián, un niño de 12 años que debe vivir con el tío Paco, tras la muerte de sus padres. El tío Paco, aunque al principio no muy querido por su sobrino, introduce a Sebastián a miles de aventuras que le darán experiencia y conocimiento. Cada capítulo está lleno de los sentimientos del autor plasmados de una manera que definitivamente llegan al corazón del lector, sin ser tedioso o demasiado meloso. Es fácil de leer, ligero y la trama atrapa tanto que no se siente lo rápido que pasan los hechos.

El libro presenta diferentes situaciones que todo ser humano padece en algún momento, de una manera en que cualquiera puede sentirse identificado. Desde no poder encajar en un grupo, sentirse solo y desesperado, hasta encontrar el lugar indicado para sentirse completo y feliz. Al mismo tiempo, Benito critica situaciones sociales que afectan a las nuevas generaciones, dando como única solución la educación crítica y eficiente.

Lo que me encantó del libro, además de transmitir tanto con tan poco, fue la conexión que se hace con más obras literarias mencionadas a lo largo de la historia. Muchas de las lecciones enseñadas fueron a través de temáticas de otros libros ya existentes. A través de las páginas se muestra cómo el tío Paco le enseña a Sebastián a amar la lectura y el valor que los mismos libros tienen.

La lección

El mensaje esencial de la historia es la búsqueda de uno mismo, algo que a mi edad preocupa bastante. Taibo logró capturarme con su perspectiva de la vida desde las primeras palabras de la novela. Incita a no tener miedo al cambio, a atrevernos a impactar al mundo, a enfrentar nuestros mayores miedos, a amar sin límites, a aceptar las diferencias, a ser nosotros mismos. Creo firmemente que Persona Normal es una marca enorme en mi línea del tiempo. Me dio el apoyo que necesitaba la primera vez que lo leí, reafirmó mis sueños la segunda vez que me sumergí en sus páginas y estoy segura que seguirá formándome de distintas maneras las próximas veces que me encuentre con él.

Termino con un extracto de la novela, que para mí resume la esencia de toda la historia: “Me miran como si estuviera loco. Como si no fuera una persona normal. Será que afortunadamente no lo soy. Intento todos los días cambiar, aunque sea, un poquitín al mundo y, sobre todo, resistiendo ferozmente para que el mundo no me cambie.”

Avatar

Natalia Ortega Arriola – who has written posts on Ladrona de frases.


¿Te gustó? Compártelo en tus redes