fbpx



  • Hacernos el amor

    Hacernos el amor1

    Hacernos el amor, mientras el espejo devuelve el reflejo de ese cabello desaliñado en el que asoman ya algunas canas, es permitirnos entender que valemos. El otro día leía en el muro de una amiga: «Estoy haciendo lo mejor que puedo, esta es mi primera pandemia». Y es que todos los días una oleada de

  • Después de la pandemia llegará la calma

    Después de la pandemia llegará la calma0

    Aunque la tormenta se intensifique yo me aferro al rayo de luz, porque sé con certeza que después de la tormenta viene la calma. Por naturaleza soy positiva y amigable así que, aunque el cielo se torne gris yo me aferro al rayo de luz. Es increíble que ahora esté prohibido un abrazo, un beso

  • ¡Paren el mundo me quiero bajar!

    ¡Paren el mundo me quiero bajar!3

    Nadie estaba preparado para perder su estresada vida de la noche a la mañana y lo que parecía un lindo experimento se ha convertido en una crisis interna que está empezando a exponer temores, ansiedad o tristeza. Hay que ser valientes para reconocer en qué etapa estamos. Algunas pasaron del modo paranoico a la ansiedad

  • Ansiedad tras el confinamiento

    Ansiedad tras el confinamiento0

    La pandemia puede activar una falsa señal de peligro en tu cerebro y provoque tu ansiedad. Sabemos que las mujeres somos más propensa que los hombres a padecer de ansiedad. Las investigaciones arrojan resultados sorprendentes. Por cada hombre que sufre de ansiedad existen 3 mujeres que la están padeciendo. La Organización Mundial de la Salud

  • Pasar la cuarentena o vivir la cuarentena

    Pasar la cuarentena o vivir la cuarentena0

    Hay cosas que no he podido hacer en estos cuarenta y tantos días. Una de ellas es leer más de diez minutos seguidos. Perdí la concentración. No sé dónde la dejé. Tampoco había escrito nada hasta hoy, porque una especie de rebeldía se apodera de mí cada vez que pienso en ello. Hace varios años

  • Vivir en Nueva York en medio del Covid-19

    Vivir en Nueva York en medio del Covid-190

    Mi hogar está en la ciudad que nunca duerme, esa metrópoli mágica y vibrante de las películas de Hollywood que de pronto se convirtió en el epicentro de la pandemia. Hoy entramos a la semana siete de confinamiento en nuestro apartamento. Mi esposo y yo vivimos en la ciudad de Nueva York, en el condado