Tiempo de lectura: 2 minutos

Se vale sentir frustración, reconocer nuestra vulnerabilidad, llorar y sentirnos mal, lo que no se vale es detenerte. Por favor ¡sigue adelante!

¿Quiénes creen que el Covid-19 nos tiene en examen constante? Imagino los títulos de las clases: Introducción a la paciencia, Humanidad I, Tesis de resiliencia y Trabajo en equipo.

Intentamos prepararnos bien, es decir, compras hechas (incluye papel higiénico), alcohol en gel, mascarillas y entre más días pasan escucho, leo o siento ese espíritu de ¡lo vamos a superar! y ¡por supuesto que lo haremos!, ganaremos la materia (el punteo es vanidad ¿verdad?), el objetivo se cumplirá y saldremos de esta. Pero, esa frase sigue rondando mi mente, ese superar conjugado en tiempo futuro, con cierta esperanza, pero tal vez lejano a nuestros ojos.

Es importante reconocer que somos seres integrales, somos un todo; es decir, a la par de prepararnos física y emocionalmente vale la pena preguntarnos ¿qué preparación, prevención o cuidado le hemos dado a nuestro corazón?, ¿cómo empatar lo que sé con lo que siento?, ¿en qué universidad se aprende de superación para esta situación totalmente nueva?

Es tiempo de ver la superación como lo que es ¡un tiempo presente! No superamos una pandemia, superamos el día, la tarea de los niños, el trabajo en casa, convertirte en chef, resistir las noticias, hacer una rutina, hacer la fila del super, sacar la creatividad del juego, el resguardarse en casa día a día, eso es superar ¡lo estás logrando!, ¡vas bien!

Superación es el vencimiento de un obstáculo o dificultad, pero también es la mejora que una persona puede experimentar en sus cualidades personales. Resaltemos esas dos palabras: vencimiento y mejora personal. ¿Cómo hablar de vencimiento o mejora en tiempo de crisis? Ya nos dimos cuenta que cada situación ofrece una oportunidad de aprendizaje y crecimiento, además, ambas se gestionan en nuestro interior, es decir, no dependen de la mejoría de una situación externa para que autocuidemos nuestras emociones y ayudemos a los demás, la superación personal (esa que nos caracteriza), necesita acción.

Si pudieras responder a la pregunta: ¿qué te ha enseñado este tiempo de emergencia?, ¿qué dirías? Puede que sea difícil responder, pero todos hemos aprendido, que somos mejores que ayer, demostramos nuestras habilidades por medio de la acción, eso quiere decir que, en esta clase no se permite el estancamiento. Recuerda que la actitud lo es todo, cómo percibes esta y todas las situaciones afecta o fortalece tu salud mental, además, tus reacciones regulan las emociones o las desestabilizan.

Sigue tomando una actitud de ponerte en acción, tienes la capacidad de regular tus emociones, ¡ojo! No significa que no sientas, sentir, ser vulnerables y condolernos nos hace humanos, sin embargo, tomar lo aprendido y aplicarlo en nuestra vida, familia, amigos, trabajo y todos los ambientes donde estemos, ¡esa es la victoria!, ¡esa es la acción!

Respira, ya te sabes las respuestas de este examen, tu corazón está preparado, tu capacidad de empuje y accionar debe seguir, no para el futuro, para el hoy. Recuerda que una nota no representa el aprendizaje, así que avancemos ¡ganaremos este examen!

Cessia Collado

Hija, hermana y amiga. Mujer perfectamente imperfecta. Psicóloga, terapeuta y conferencista. Apasionada por los libros y las buenas conversaciones que se acompañan de un café.

Cessia Collado – who has written posts on Ladrona de frases.


¿Te gustó? Compártelo en tus redes