fbpx

Así me convertí en ingeniera industrial

Así me convertí en ingeniera industrial

Ver los números de una perspectiva diferente me llevó a convertirme en ingeniera industrial y ser docente universitaria.

Cuando regreso mentalmente en el tiempo para recordar el porqué de mi emoción de estudiar ingeniería me invade la nostalgia y las mariposas en el estómago. En aquel momento no tenía muchas opciones para escoger, pero sí sabía que quería convertirme en alguien que fuera profesionalmente capaz de emprender cualquier trabajo y realizar tareas en pro de mi país, aquí o en cualquier otro lugar.

El inicio fue tortuoso, ya que el nivel de exigencia en matemáticas era de otro mundo, algo a lo que en el colegio yo no estaba acostumbrada. Pero después de batallar me encontré con que ya solamente me faltaban 13 cursos para terminar mi carrera.

Los cursos profesionales fueron el motivo para continuar estudiando. Encontrar al amor de mi vida en los pasillos de la universidad llenó de felicidad las adversidades y me convirtió de pronto en una estudiante del último semestre dispuesta a ser subsecretaria general de la Asociación de Estudiantes y ya no solo trabajar por un punteo sino por aquellos estudiantes que eran lo que yo fui en años anteriores, así como se dice en buen chapín pollitos comprados

¿Y fue difícil? Claro y mucho. Pero esas dificultades hacen que el éxito tenga mejor sabor y se disfrute por mucho más tiempo. Sino ¡qué chiste! Como usualmente dice mi mamá.

Esos recuerdos hacen que sonría y que pueda decir que me gusta lo que hago. ¿Y qué hago actualmente? Enseño Química y Estadística. Tengo 18 años de ser ingeniera industrial, egresada de la Universidad de San Carlos de Guatemala, con Maestría en Docencia Universitaria. Amo enseñar Química. Desde que estaba en el colegio me enamoré de esa disciplina y se me hace tan sencilla que quisiera que todos se enamoren de ella.

Me dieron la oportunidad de enseñar Estadística y ¿qué creen? También me gustó así que puedo concluir que me gustan los números y tener todo bajo control…

Los números son piezas importantes en la vida de cualquier ser humano.  Nos dicen cuántas veces nos hemos equivocado, cuántas veces hemos caído y sobretodo cuántas veces nos hemos levantado de esas caídas. Así que son importantes, no solo para mi profesión sino para la vida diaria. Son infinitos, así como el amor de Dios. Gracias a ellos soy docente de los cursos que me apasionan.

También puedes leer Cómo me convertí en una líder transformadora

Es probable que se piense que una persona con un enfoque numérico es distante o frívola, pero en lo personal puedo describirme como una persona normal, a la que le encanta leer, oír música, ver animé, hacer jardinería. Vivo enamorada de mi familia y me encanta vegetar mientras llueve, como lo hace cualquier otro ser humano con una profesión muy distinta.

Este proceso de amor por los números me ha llevado a ser coautora de 3 libros de química y 1 de estadística, motivada por buscar alternativas de enseñanza para que más jóvenes desarrollen sus capacidades al máximo y logren lo que sueñan. 

Diariamente es un desafío cómo cautivar la mente de los estudiantes, por eso pongo especial esmero en mis presentaciones que elaboro con un buen animé, además de frases inspiradoras para que sigan esforzándose por alcanzar sus metas.

Verlos convertirse en lo que soñaron es la mejor recompensa para cualquier docente.  He visto a mis niños (aunque sean universitarios así los llamo) competir en las olimpiadas y ganar premios, buscar becas fuera del país, convertirse en ingenieros químicos, civiles, mecánicos, médicos, nutricionistas, abogados y muchas otras profesiones.

El tiempo pasa y ahora le he dado clase a los hijos de mis estudiantes y cuando me dicen: Inge, usted le dio clases a mi mamá. Sonrío y pienso en lo buena que ha sido la vida y me ha regalado esta profesión que me inyecta juventud.

En verdad me siento afortunada y bendecida de lo que, gracias a Dios, he podido desarrollar a través de mi profesión.

Soy una mujer agradecida con Dios por la vida. Enamorada de mi familia y mi casa. Amante de los animales que disfruta el café y goza la lectura y el anime

Edith Reyes-Rozotto – who has written posts on Ladrona de frases.


Artículos relacionados

Comenta

Tu email no sera publicado en ningún momento. Requieres llenar los campos marcados *

– who has written posts on Ladrona de frases.