Tiempo de lectura: 3 minutos

Si el ciclo escolar reiniciara mañana ¿enviarías a tus hijos al colegio? ¿Cómo ves su regreso al ciclo 2021? ¿El colegio está preparado para el nuevo año? Tómate tiempo para responder.

Siempre hemos sabido que nuestro sistema educativo es frágil, deficiente y precario, por eso la mayoría hemos optado por un método privado que dependen de esa estructura nacional.

Recientemente un medio de comunicación local publicó que 38 mil 235 niños inscritos en el nivel preprimario en colegios privados dejaron los estudios, debido a la pandemia del Covid-19 y por la crisis económica (1).

Las condiciones han llevado a las familias a replantear las cosas. Después de tanto esfuerzo de adaptación a las improvisadas plataformas educativas que nuestros colegios proveyeron en estos seis meses, vemos el panorama desde otro enfoque.

Personalmente, no había notado cuántas familias ya tienen a sus hijos en el sistema de homeschooling, sin embargo, la pandemia y los sueños de mi hija futbolista nos llevaron a considerar opciones. En mi investigación platiqué con muchas madres que finalmente me convencieron de la importancia de abordar aquí y fue así logré convocar a profesionales académicas y madres para que ellas compartan su experiencia.

¿Qué es el homeschooling?

Es el método de estudio formal que traslada a casa la experiencia académica y en su mayoría sustituye las aulas de los centros educativos a través de plataformas digitales más especializadas. Aunque existen las opciones en las que los padres determinan completamente la formación, nosotros abordaremos la propuesta que cumple con los requisitos curriculares. 

5 puntos a considerar en la transición

1. No es por moda. Esta transición no debe estar motivada por moda o simplemente por evitar el tráfico, es una decisión muy importante en la vida de los hijos y de toda la familia, por eso debe estar consensuada en pareja y el niño. Además, debe haber un compromiso de los padres para apoyar en el proceso o buscar un tutor que facilite la tarea para ambos.

2.  Infórmate. La duda más recurrente es si estos sistemas están avalados por el Ministerio de Educación. Sí, algunos programas están avalados por el ministerio, pero es preciso que resuelvas dudas con los especialistas para toma la mejor decisión de fuentes confiables y no solo lo que aparezca en la red. Según tus objetivos, consulta con el Ministerio los programas aprobados localmente.

3. Traza un plan a corto y mediano plazo. Establece un plan con tu hijo, que se pueda medir a corto y mediano plazo para conocer sus avances o determinar si el chico necesita ayuda. Enfatiza la creación de hábitos y disciplina.

4. Únete a la comunidad. Localmente existen comunidades de padres que ya han avanzado en este proceso que podrán ayudarte a resolver tus dudas. Intégrate desde el principio y no temas preguntar.

5. El hogar es la mejor escuela. La familia sigue siendo el núcleo fundamental de la sociedad, es aquí donde se deben enseñar valores que formen a las nuevas generaciones y los conviertan en adultos responsables. Este es sin duda, el mayor beneficio que brinda la formación en casa. Sin importar el método, el acompañamiento de la familia fortalecerá las habilidades y posibles debilidades del niño, algo que ningún docente podrá reemplazar jamás.

Es importante entender que las generaciones Z y Alfa tienen mayores habilidades tecnológicas que nosotros que somos de la generación X, así que no podemos pedir que ellos sean educados de la misma manera, dentro de un salón de clases con 24 estudiantes más – o 29 –, una pizarra descolorida por el yeso e intimidados por los castigos verbales, las sanciones o las reglas de madera. Ninguno de nuestros hijos conoce esos métodos. Así que puede que estos métodos, que no son nuevos y han demostrado su efectividad en otros países sea el método que impulse a nuestros hijos a una educación más integral.

No te pierdas las siguientes columnas que compartiremos lunes, miércoles y viernes, escritas por profesionales que te ayudarán a comprender los pros y contras de este proceso.

Marly Leonzo

Mujer, esposa y madre. Robadora de frases. En proceso de construcción. Amante de los viajes, buenos libros y museos.

Marly Leonzo – who has written posts on Ladrona de frases.


¿Te gustó? Compártelo en tus redes