Mi pasión es contar  historias a través de imágenes. Desde que recibo el texto comienzo a imaginar, bocetar y pulir las primeras ideas que llegan a mi mente»

Desde que tengo memoria, me ha fascinado dibujar y pintar. Cuando pienso en esa actividad me da muchísima ilusión. Es algo que hago todos los días. De hecho, llevo conmigo a todas partes una libreta de bolsillo en la que hago bocetos y pequeños dibujos. En mi mesa de noche, tengo otra un poco más grande, con hojas de mejor calidad para trazos precisos, y un estuche que sigo llenando con marcadores, lápices, crayones, acuarelables y pinceles.

Soy diseñadora gráfica, pero siempre me he inclinado más hacia el arte y la pintura. Me provoca mucho interés cómo las formas y los colores transmiten ideas y sensaciones. El gesto de las brochas gruesas, las finas pinceladas, los colores diluidos y transparentes junto a otros densos y espesos, los contrastes, los toques de luz y el diálogo entre ellos. La intención y el pensamiento del artista detrás de cada obra. Cada lienzo en blanco es un nuevo reto y me dejo llevar con la esperanza de sorprenderme con el resultado.

El olor de los tubos de óleos, las acuarelas, las tintas, el gouache, la madera de los crayones, el papel mojado, los bastidores (algunos en blanco, otros a medias porque no hemos logrado hacer las paces), y las cajas de acrílicos, me envuelven y me incitan a seguir soñando.

Descubrí la ilustración cuando una editorial local anunció un concurso de dibujo para contratar personal. Fui seleccionada con un dibujo que envié, y asistí a un taller sin tener la mínima idea de lo que me esperaba. A partir de ese día, sucumbí totalmente a mis obsesiones y comenzó mi amor por esta profesión que ha sido la catapulta para lanzarme a un mundo de imaginación y creatividad.

Ilustrar me transporta a un universo propio que nace de pequeños bocetos, manchas, rayones, colores, texturas que va tomando forma. Al mismo tiempo, procuro conectarme con mi niña interior, ver las cosas desde otro ángulo, escarbando recuerdos y esforzándome por encontrar soluciones simples y trascendentes. Defino en todo el proceso que menos es más. El poder y el impacto que tiene una sola imagen para comunicar ideas me hipnotiza. Deseo que el lector se sienta identificado con lo que ve más allá de su edad, cultura e idioma.

Mi trabajo consiste en crear imágenes para contar historias. Desde el momento en que recibo un texto, comienzo a bocetar y a pulir las primeras ideas que llegan a mi mente. Defino el tipo de línea, la paleta de colores, la técnica, los personajes, la ambientación, etc. Elaboro un mapa del libro o Storyboard para posicionar las ilustraciones y el texto. Esto me sirve por ejemplo para cuidar detalles que  marcan un ritmo o una pausa en la historia.

Me ilusiona provocar a los lectores, tomarlos de la mano para juntos descubrir, navegar, viajar, disfrutar, soñar e imaginar.”

Christine Varadi

Diseñadora gráfica, ilustradora y pintora.
Desde 1997 ilustro libros infantiles desde para editoriales locales e internacionales.
He participado en exposiciones colectivas e individuales.

Christine Varadi – who has written posts on Ladrona de frases.


¿Te gustó? Compártelo en tus redes