En un reciente sondeo que hice en redes sociales pregunté ¿cuáles son las principales razones por las que emprendemos las mujeres? Más de 250 mujeres me respondieron y estos son los resultados:

  • Libertad financiera – 40%
  • Realización personal – 33.5%
  • Por mis hijos/familia – 20.8%
  • Ayudar a otras mujeres – 3.6%
  • Ser mi propia jefe/tener mi propio horario – 2.1%

¿Dónde estás tú?

Soy emprendedora desde el año 2000 y en ese proceso he aprendido que en esta materia, la expectativa y la realidad no se parecen.

Decidí convertirme en emprendedora, inicialmente por mis hijos, para estar en casa con ellos y no dejar de lado mi carrera. Persistí como emprendedora al divorciarme, para sentirme capaz de salir adelante por mí misma y ser financieramente libre. Leí mucho sobre crecimiento personal y también sobre destrezas técnicas para innovar en mi profesión. He tenido éxitos y fracasos, sin embargo no concibo mi vida profesional en otro esquema.

A lo largo de estos 19 años he aprendido mucho y entre esas enseñanzas puedo extraer estas siete:

  1. Un negocio propio es como un matrimonio. Antes de lanzarte “para siempre”, asegúrate de que vas a trabajar en algo y con alguien de quien te enamores todos los días.
  2. Un negocio propio no se improvisa. Vas a necesitar más que frases bonitas cuando las cosas se pongan difíciles. Entonces, prepárate, investiga, estudia. Piensa en grande, aunque tu negocio tenga sus inicios en tu sala familiar o mientras preparas la cena.
  3. Ningún emprendedor exitoso lo ha logrado solo: rodéate de la gente correcta. Si vas a tener un socio, que no sea solo por su capital, sino porque son un “match” perfecto en valores y destrezas.
  4. Libertad = disciplina. Para lograr lo que deseas, necesitarás disciplina. Evadir las responsabilidades limita tu crecimiento.
  5. Gran parte del éxito es no rendirse. Enfócate en el progreso constante, no en ser perfecta. Roma no se construyó en un día.
  6. Si necesitas aprender de finanzas, marketing, tecnología, impuestos, logística, etc… hazlo. Tu propósito lo vale.
  7. Emprende con el alma. Los negocios exitosos lo son porque su razón de ser va más allá de hacer dinero. Se trata sobre la gente a la que sirves y del valor que les brindas, y como resultado, generan prosperidad.

Para quien está decidida a lanzarse a ser emprendedora, los obstáculos no importan… se superan.

Mi deseo para ti es que cada noche te vayas a dormir sabiendo que diste lo mejor que tenías. Que cada día avances y jamás te rindas. Que tengas claridad sobre quién eres, cuánto vales, a dónde vas, con quién disfrutas trabajar y cómo ayudas a tus clientes, como nadie más lo sabe hacer.

Las expectativas y la realidad no siempre coinciden, pero si eres resiliente, te enfocas en el progreso y no solo en el destino, y te preparas conscientemente para encontrar una ruta clara para desarrollar tu negocio, la realidad superará cualquier expectativa.

Mariela Quintero

Online Business Performance Coach de The Fletcher Method© en Atomica Team para desarrollo de negocios en línea. Experiencia previa de más de 25 años en publicidad en McCann Erickson y Leo Burnett Guatemala. Fundadora y CEO de Atomica Team, en marzo 2000.
Madre, emprendedora, corredora, blogger, ávida aficionada a la lectura, la investigación y amante de la tecnología.

Mariela Quintero – who has written posts on Ladrona de frases.


¿Te gustó? Compártelo en tus redes