Tiempo de lectura: 2 minutos

Quizás tengas una amiga, prima o hermana que ha recibido esa verdad afilada que te ha hecho sentir impotencia, te ha sacudido la idea de tener que despedirte, te ha erizado la piel saber que está empezando la quimioterapia o que debe someterse a una cirugía y los pronósticos no son alentadores”

Llegan para cortar sueños, metas y planes de familias enteras, los diagnósticos de cáncer son verdades afiladas que hieren a quienes lo padecen y a sus seres queridos.

No es para menos, según datos de la Organización Mundial de la Salud el cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo. En 2015, 8,8 millones de defunciones se atribuyen a esta enfermedad. Los cinco tipos de cáncer que causan un mayor número de fallecimientos son el pulmonar, hepático, colorrectal, gástrico y mamario.

Según los estudios, un tercio de las muertes por cáncer se debe a los cinco principales factores de riesgo conductuales y dietéticos: índice de masa corporal elevado, ingesta reducida de frutas y verduras, falta de actividad física, consumo de tabaco y alcohol (1). Vale la pena poner nuestra atención en estos datos para que tomemos conciencia del papel que juegan las decisiones que tomamos en materia de nuestra salud y la de la familia.

Sin lugar a dudas, el cáncer es quizás uno de los desafíos más grandes a los que se enfrenta la ciencia, pese a los esfuerzos el marcador para la humanidad es desfavorable, lo único seguro es que es una enfermedad que no ve posiciones, edad, raza, profesión, estado civil o sexo. Llega en silencio y sin previo aviso, por eso es importante realizarnos exámenes de rutina o autoevaluaciones que nos ayuden a tomar una leve ventaja.

Muchas personalidades han sido diagnosticadas con esta enfermedad y han salido victoriosas, como Olivia Newton-John, Jane Fonda, Angélica María, Alejandra Guzmán, Adamari López, Alicia Machado, Kylie Minogue y Angelina Jolie, entre otras.

Es muy probable que tengas una amiga, prima o hermana que también ha recibido ese diagnóstico, esa verdad afilada que te ha hecho sentir impotencia, te ha llenado de temor la idea de tener que despedirte, te ha erizado la piel saber que está empezando la quimioterapia o que debe someterse a una cirugía on pronósticos poco alentadores, así que has decidido rezar por ella. Yo he hecho lo mismo porque conozco a muchas mujeres que han pasado por este cuadro. Tengo que confesar que en este período en particular estoy creyendo por un milagro en la vida de una mujer bondadosa y alegre que ha formado una familia excepcional, la mamá de mi mejor amiga, Sarita, a quien amo mucho, está luchando contra el cáncer y ante este confuso sentimiento solo me queda la fe, que es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Desde hace más de un año, he estado pidiéndole a Dios porque alargue su vida.

Para muchas personas el cáncer es sinónimo de muerte, pero quiero destacar que también hay múltiples historias de vida que valen la pena contar. Así que por Sarita y por aquellas mujeres que están transitando por ese camino, este mes nos robaremos frases de mujeres que nos llenarán de fe y esperanza, porque lo derrotaron.

Por favor, ayúdenme a que estos mensajes lleguen a la mayor cantidad de personas posible ¡juntas animémoslas para que se llenen de fuerzas, esperanza y fe para que se sumen a las mujeres sobrevivientes!

(1 y 2) http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/cancer

Marly Leonzo

Mujer, esposa y madre.
Robadora de frases.
En proceso de construcción.
Amante de los viajes, buenos libros y museos.

Marly Leonzo – who has written posts on Ladrona de frases.


¿Te gustó? Compártelo en tus redes