Tiempo de lectura: 3 minutos

Es probable que una amiga, conocida o familiar tuya sea víctima de violencia física o emocional. 

La vulnerabilidad social y de género es una realidad de la que debemos hablar para exigir que se nos respete y el sistema nos proteja. 

Me decía que me quería, aunque me pegaba, porque si no me quisiera me habría dejado hace tiempo”. Ella pensaba: “no tengo dinero, en dónde voy a vivir, nunca he trabajado, cómo van a comer mis tres hijos“.  

No hay justificación para permitir maltratos o abusos por parte de tu pareja, ya sea novio, esposo o jefe.

Aunque parezca extraño, debemos aclarar lo que significa la violencia contra la mujer. Que te golpeen es violencia, que te insulten y menosprecien es violencia, que te obliguen a tener sexo es violencia. Que te controlen es violencia.

La mejor manera de eliminar la violencia es prevenirla y evitarla, para esto debes reconocer las señales.

¿Cómo identifico que soy víctima de violencia?

Tradicionalmente, la violencia psicológica ha sido considerada como un tipo de violencia «invisible» porque que no deja marcas físicas, pero se manifiesta como:

– Insultos, gritos, chantaje emocional  y manipulación.

– Control de las redes sociales, los teléfonos, el horario y las amistades de la víctima

– Críticas constantes

– Amenazas

La violencia económica se presenta cuando se te niega el dinero suficiente para cubrir tus necesidades básicas y/o las de tus hijos, como la alimentación, vivienda, vestimenta, educación, salud, entre otros. 

Lamentablemente la forma más evidente de violencia es la física, que es todo acto que tenga como resultado un daño enla integridad físico de la mujer. Se manifiesta de diferentes formas: empujar, cachetadas, golpes, mordeduras, estrangulación o patadas.

Una de las formas más humillantes es la violencia sexual. Esta incluso puede existir dentro del matrimonio y ocurre cuando el hombre obliga a su pareja a tener relaciones sexuales o cualquier tipo de intimidad sexual sin su consentimiento.

Si estás con una persona que te agrede, ¡aléjate! Por mucho que lo intentes, él no cambiará.

Sé que estás sufriendo a causa del maltrato. Tal vez ni te das cuenta de que eres una mujer maltratada. Crees que te quiere a pesar de sus insultos, de sus amenazas, de sus golpes, porque después llora, dice que se arrepiente, que no sabe qué le pasa y te pide perdón, promete que nunca más lo volverá a hacer.

Cuando le oyes decir que te quiere, piensas que a lo mejor tú tuviste parte de culpa, que lo provocaste y terminas por compadecerlo. Pasan unos días tranquilos y vuelve a suceder.

Date cuenta que no tienes la culpa, no hay nada que justifique un golpe o una humillación. No te dejes maltratar más, por favor. Quien pega una vez pega dos y tres y cuatro…, no cambia, lo repetirá. 

Tu vida es muy valiosa, piensa en tus hijos que están viviendo esa pesadilla de ver a su padre atacando a su madre. Piensa en ti. No aguantes más. No tengas vergüenza, no eres la única que pasa por esto. ¡Busca ayuda!

¡Por favor, toma en cuenta que!

• Todas las mujeres tenemos derecho a una vida libre de violencia, tienes derecho a decidir con quién estar y con quién no.

• Eres dueña de tu vida, de tu cuerpo y decides lo que quieres hacer.

• No te dejes llevar por el qué dirán.

• Tienes derecho a decir no; confía en lo que sientes; si algo no te convence, no lo dudes, ¡di no!

¿Dónde pongo mi denuncia?

– Ministerio Público: puedes llegar y poner la denuncia personalmente o llamar al teléfono 1572 

– Llama a la Policía al número 110 o activa el botón de pánico del Ministerio Público, recuerda que ellos atienden las 24 horas del día.

– ¿Qué necesito para poner una denuncia? De preferencia el DPI, pero no es obligatorio

– ¿Quiénes pueden denunciar? La víctima o cualquier persona que conozca los hechos de violencia. 

Sal del círculo, rompe el silencio y busca ayuda, es la única manera que puedas dejar de ser vulnerable.

Ana Beatriz Tello

Abogada y Notaria, con ejercicio profesional por más de 20 años en el sector público y privado, específicamente en el área del derecho de familia, ambiental y laboral. Involucrada en proyectos que buscan promover el desarrollo de las mujeres guatemaltecas mediante el conocimiento de sus derechos y obligaciones. Presidenta de la asociación civil Poderosas Deja Tu Huella, una plataforma creada para ser un canal de información, promover el desarrollo de la mujer que busca tener una voz por la justicia, equidad, crecimiento y oportunidades para las mujeres. Instamos a aprender, a ser protagonistas y responsables de su propia vida. Guatemala necesita un despertar de conciencia y responsabilidad. Gran parte de su potencial está en la mujer.

Ana Beatriz Tello – who has written posts on Ladrona de frases.


¿Te gustó? Compártelo en tus redes