Tiempo de lectura: 2 minutos

La primera escuela es el hogar, podemos tener una linda casa, pero no un hogar, podemos ingresarlos a una escuela muy exclusiva con cero valores y ninguna habilidad para la vida. Infórmate para que en familia puedan tomar la decisión correcta.

Nos cerraron las escuelas y empezamos una nueva educación desde casa, adaptando nuestros espacios el aprendizaje de los chicos. Aparentemente no estábamos preparadas, sin embargo, ya vamos por el mes de septiembre y avanzado muchísimo porque somos los padres de creativos.  

Guardamos mochilas, loncheras, uniformes, para sacar computadoras, iPad, teléfonos, dispositivos y un gran corazón para sentarnos a aprender. Nos volvimos tecnológicos y obtuvimos un nuevo aprendizaje. No sabemos cuánto tiempo más durará esto, pero nuestros hijos siguen en casa y nos necesitan.

Resaltemos el hecho de ser mujeres multitasking, con mayor rendimiento y facilidad para conciliar el aprendizaje de nuestros hijos, la casa, el trabajo la vida personal, aumentamos la productividad, asumimos más responsabilidades, adquirimos mayor eficiencia en lo que normalmente hacíamos, a veces con un entorno caótico, sin espacios suficientes y lidiando con las distracciones constantes.

Sin embargo, el mundo sigue girando y el tiempo pasa, pareciera que falta poco para regresar a la educación convencional y ahora surgen las dudas: si volvemos o nos quedamos como estamos, hacemos homeschool o los mandamos al colegio, por diversos temas que van desde la salud, la parte de la economía y la comodidad estas preguntas andan en nuestra mente y conversaciones.

Sé que esta decisión no es fácil y que llegará el tiempo en que tengas que tomarla, mientras tanto, te hablo desde mi corazón de educadora y madre, puedo decir que este periodo me lo he gozado junto a mis alumnos y sus padres. La maestra, alumnos y papás formamos un gran equipo, afianzamos vínculos y lo único que nos separa es una pantalla. El reto es tratar de conectarnos, emocionalmente.  

Tus hijos tampoco cambiarían por nada las memorias que estás creando con ellos desde esa computadora, aprendiendo juntos, equivocándose, bailando juntos, a lo mejor con algunas discusiones, todo en conjunto crea un banco de memorias que los acompañará en su vida adulta. Sin importar la edad que tenga, no menosprecies este tiempo. El adolescente te necesita tanto como tu preescolar.

Recuerda que la primera escuela es el hogar, podemos tener una linda casa, pero no un hogar, podemos ingresarlos a una escuela muy exclusiva con cero valores y ninguna habilidad para la vida. No permitas que el ruido de las opiniones ajenas silencie tu voz interior, tú, más que nadie sabe las herramientas que necesita tu hijo. Y, lo más importante, ten el coraje de hacer lo que te dicte tu corazón y tu intuición. De algún modo, ya sabes cuál es el sistema que les va a resultar mejor.

Cabe resaltar que los colegios también están ofreciendo opciones para ayudarte, la mayoría se prepara para clases presenciales, en línea y las dos modalidades, al final también ellos dependen de las decisiones que dicten las autoridades educativas del país.

Sí, toma en cuenta todos los factores, desde los psicológicos hasta los económicos, tanto tus habilidades y fortalezas como las de tus hijos. Este tiempo te ha mostrado cuánta paciencia se requiere y qué tan dispuesta estás de continuar ese aprendizaje en casa. Todos los factores colócalos en una balanza y en familia tomen la decisión. Involucra a tus hijos, ellos son los protagonistas de esta historia.

¡Ánimo, has aprendido mucho, este tiempo te ha dado habilidades increíbles! ¿Quién dice que lo que viene no será mejor?

Taryn Recinos

Felizmente casada con el tulipán, mamá orgullosa de tres hombres extraordinarios: Dugg, Dieguito y Chepe. Maestra, psicopedagoga y enamorada de Jesús.

Taryn Recinos – who has written posts on Ladrona de frases.


¿Te gustó? Compártelo en tus redes