Tiempo de lectura: 2 minutos

Todas tenemos un propósito de vida, y tarde o temprano la vida nos acerca a él.

Emprender es un camino de aprendizaje en el que debes tener fe en ti, en tu talento y en Dios.

Soy Perito Contador, Administradora de Empresas, y en mi tiempo libre he sido voluntaria en el rescate de animales en condición de calle; desde los seis años de edad mi sueño era estudiar medicina veterinaria y tener un asilo para perritos de la calle, sin embargo con el paso del tiempo eso quedó en el olvido.

Durante toda mi carrera profesional laboré en el área administrativa de las organizaciones a las que pertenecí. En noviembre del año 2018 finalizó mi contrato laboral en una empresa en la que laboraré como auxiliar de contabilidad y posteriormente en el cargo de administradora.

Me preocupé demasiado cuando finalizó mi relación laboral, pero a la vez recordé que en las aulas aprendimos que debemos convertir una amenaza en oportunidad, entonces empecé a pensar qué actividad emergente podría realizar para generar ingresos y decidí  “explotar” lo que he considerado un talento natural: mi pasión por las mascotas.

Ofrecí pasear a los perritos que por distintas razones no pueden hacerlo, y cuidar mascotas a domicilio cuando los propietarios no están en casa.

Creé una fanpage en Facebook y los primeros invitados y posibles clientes fueron amigos y conocidos. Luego de las primeras publicaciones obtuve dos clientes: el perrito de una amiga y un perrito desconocido referido por uno de mis contactos en Facebook; sentí tanta alegría especialmente por el segundo porque significaba que sin conocerme, la dueña del perrito confiaría en mí, algo que no es nada fácil.

El plan original era crear una tienda que ofreciera alimentos para mascotas y de complemento los servicios, además tener otra fuente de ingresos personales mientras el nuevo proyecto crecía, sin embargo sólo pude continuar con los servicios; en algún momento he dudado acerca de continuar o no, y es tan hermoso porque las mismas circunstancias y personas confirman que este es mi camino.

Mi emprendimiento recibió el nombre de Panda María y un año después ya empieza a ser conocido en el medio de los propietarios de mascotas de mi ciudad y los clientes nos recomiendan con otras personas que necesitan del servicio.

Amo este trabajo porque puedo fusionar pasión y profesión, además de la satisfacción de ver felices a las mascotas y sus propietarios; cuando la demanda crece apoyan dos personas más, además cuento con el apoyo de un colega administrador de empresas para temas estratégicos y continúo haciendo voluntariado en asociaciones de rescate animal, ahora como responsabilidad social empresarial.

En este proceso he aprendido mucho y desde mi experiencia puedo darte las siguientes recomendaciones para que tomes en cuenta en tu propio proceso de emprendimiento: monetiza tu pasión, es la clave del éxito; devuelve a la sociedad algo de lo que ella te ha facilitado y no importa si el emprendimiento es distinto a tu profesión, solo sé feliz con lo que haces.

Marleni Moreno

Creo en Dios. Apasionada de las mascotas y la música con sentido, administradora de empresas, emprendedora, voluntaria en asociaciones de rescate animal y mamá perruna de 4 hijos de cuatro patas. La frase que me describe es mi esencia no está hecha para ser comprendida por todo el mundo y está bien, así soy feliz. Contacto en Facebook: Panda María.

Marleni Moreno – who has written posts on Ladrona de frases.


¿Te gustó? Compártelo en tus redes