Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Socias o amigas? La fusión en el emprendimiento puede resultar si ambas tienen la misma pasión, compromiso y entrega.

Emprender es una palabra muy recurrente en nuestra generación y encontramos información sobre cómo hacerlo en todos lados. Todo lo que necesitas saber para empezar un negocio lo tienes a un click de distancia. Lo que se les olvida contarnos es el proceso emocional y el compromiso que conlleva.

En nuestro caso, si hubiéramos sabido todo lo que emprender involucra, igual nos hubiéramos animado, pero la realidad es que el emprendimiento no es para todos, solo un 3% de quienes se animan superan los tres años.

Somos amigas desde hace mucho y cuando preguntan cómo empezamos tenemos que confesar que fueron muchas cosas, menos suerte. La combinación de saber para qué lo queríamos hacer, cómo y qué íbamos a hacer fue el comienzo de todo. Responder esas tres preguntas -en ese orden- ha sido el ticket de entrada para comenzar el proceso. A eso hay que agregarle muchas horas de trabajo, pasión, coordinación en equipo, desarrollar nuestras habilidades multitasker y no creerse el cuento de “soy mi propia jefa”.

Así fue como en el 2016, sin saber a qué nos metíamos, fundamos Designery, una branding boutique que le da vida a las marcas mostrando su lado más audaz. Disfrutamos del proceso de crear marcas que se conectan con las personas a través de experiencias significativas. Ser testigo del resultado del trabajo duro es realmente gratificante.

Como todo nuevo reto, encontramos dificultades que se convirtieron en los mejores maestros del emprendimiento: rechazos, quejas, enojos, desinformación, equivocaciones y una enorme lista de aprendizajes que sabemos seguirán surgiendo. Lo que nos ha mantenido en la misma línea, sin rendirnos y levantándonos después de cada caída, es tener nuestras tres respuestas claras: para qué lo hacemos, cómo y qué.

Sabemos que esas preguntas son nuestro camino de regreso a casa cuando nos sentimos perdidas. Desde el comienzo sentamos las bases de todo lo que queríamos ser y lo que no. Siempre lo hemos dicho: “si hacemos las cosas bien desde el principio es casi imposible que salgan mal”. Nos tocó aprender de temas como finanzas, procesos legales, impuestos, relaciones sociales, y otros que seguimos descubriendo día con día. Esto se vuelve algo realmente emocionante cuando se acepta el paquete con todo lo que trae, con una mente abierta sin miedo al “qué viene después”.

Tenemos claro hacia dónde vamos y que muchas cabezas trabajan mejor que una, por lo que queremos seguir formando equipo de trabajo, generar empleos y posicionar a Guatemala como un país de talla mundial en branding. Al emprender somos conscientes de que todo lo que sale al mundo es responsabilidad nuestra y eso nos hace quererlo hacer mejor cada día. No nos da miedo cuando viene un reto más grande al anterior porque tenemos la pasión de mejorar constantemente, eso nos reafirma que estamos en donde pertenecemos.

Ya superamos los tres años que las estadísticas hablan y ¡vamos por más!

Silvana & Cristina

Silvana Vanfretti & Cristina Sterkel Son dos mujeres guatemaltecas apasionadas por el branding, especializadas en el diseño gráfico y la comunicación. Son co-fundadoras de Designery, una branding boutique que se dedica a darle vida a las marcas y mostrarles ese lado audaz que aún no conocen.

Silvana & Cristina – who has written posts on Ladrona de frases.


¿Te gustó? Compártelo en tus redes