Existen muchos tratamientos que te ayudarán a sobrevivir a la menopausia.

Es necesario comprender qué sucede en nuestro cuerpo antes de la llegada de la menopausia, este proceso en el que cesa el periodo menstrual, debido a que los ovarios dejan de liberar óvulos y ya no producen las hormonas estrógeno y progesterona, usualmente sucede entre los 45 y 55 años, pero si el útero ha sido extirpado y tienes ovarios puede ser difícil determinar el periodo de la menopausia.

En este proceso verás que se altera la frecuencia de la menstruación, en lugar de presentarse cada 4 semanas, llega cada 5 o 6 semanas o puede faltar algunos períodos. El sangrado puede ser más voluminoso, pero por menos días.

Y aunque cada mujer vive la menopausia de diferentes maneras, los síntomas más frecuentes son:
Calores: es el sentimiento de que una ola caliente empieza en el pecho, la cara y luego viaja por el resto del cuerpo. Por lo general llegan antes de cualquier alteración en el ciclo. Por la noche suelen causar sudoración nocturna.
Insomnio: es una dificultad para iniciar el sueño o para mantenerlo.
Sequedad vaginal: ante la ausencia del estrógeno, el tejido vaginal se vuelve seco y delgado. Suele suceder unos años después de haber completado la menopausia. Puede causar picazón y dolor al tener relaciones.
Alteración de la memoria.
Depresión: muchas mujeres manifiestan síntomas de depresión o ansiedad, especialmente si han tenido estos episodios antes de la menopausia. Los síntomas pueden incluir tristeza, pérdida de interés en actividades usuales o alteración en el patrón del sueño.

Este panorama tan diverso te llevará al consultorio médico, el mejor lugar para resolver tus dudas, especialmente cuando los calores no te permiten un adecuado desempeño en el trabajo, si no logras descansar en la noche, tienes desgano y tristeza.

No lo dudes hacer una cita si el periodo es muy seguido (cada 3 semanas), el sangrado es demasiado voluminoso o si han pasado más de 12 meses desde el último sangrado y vuelve a aparecer. Recuerda, mientras sigas menstruado, incluso de manera irregular, puede haber embarazo.

Uno de los efectos adversos más severos y comunes de la falta de estrógenos es la osteoporosis. Para asegurar una salud ósea óptima se recomienda tomar suplementos de calcio y vitamina D, un adecuado consumo de lácteos, si se toleran, una rutina diaria de ejercicios. Consulta cuándo debes de realizar una densintometria, pero si ya tienes 65 años ¡no lo dudes!  

¡Tranquila! La mayor parte de los tratamiento existentes son muy seguros. Varían desde hormonas tomadas, hasta geles o parches. Cada caso debe de ser evaluado individualmente y el tratamiento debe de ser supervisado por tu médico, idealmente un ginecólogo o endocrinólogo. También existen tratamientos naturales, pero es importante que los dicte un profesional, quien tiene la experiencia para personalizarlos según tu historia clínica, factores hereditarios y sintomatología.

Mientras tanto, hay pequeñas recomendaciones que harán que esta etapa no interrumpa tu vida. Calores: viste ropa ligera y lleva contigo toallas húmedas para refrescar tu cuello durante los episodios. Evita fumar, este hábito incrementa la temperatura corporal.
Sequedad vaginal: utiliza humectantes vaginal y lubricantes antes de tener relaciones sexuales.
Insomnio: acuéstate y levántate a la misma hora todos los días. Evita las siestas. Disminuye o elimina la cafeína y el alcohol por las noches.
Depresión: practica algún ejercicio de manera constante e intégrate a grupos de apoyo.

Ten presente que cada mujer vive la menopausia a su ritmo y que esta etapa no marca el fin de tu vida, al contrario es un recordatorio de que estás viva y que aun hay metas que debes alcanzar.

Dra. Gladys Cruz

Dra. Gladys Eugenia Cruz Solano Guatemalteca. Estudió medicina general en la Universidad Francisco Marroquín y sus estudios de especialista en endocrinología y metabolismo en la Universidad de la República en Montevideo, Uruguay.

Dra. Gladys Cruz – who has written posts on Ladrona de frases.


¿Te gustó? Compártelo en tus redes