Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Por qué le tememos a lo desconocido, a lo incierto, al fracaso? La vida pasa mucho más rápido de lo que esperamos y los cambios son tan frecuentes que la única manera de lidiar con ellos es aferrarnos a un Dios que no cambia.

El cambio es un proceso, recuerdo la primera vez que hablé frente a un micrófono en una radio, estaba petrificada, escribí cada palabra para leer todo y no confundirme. Cuando salí de la cabina mis compañeros, amigos y familia me felicitaban con abrazos, mensajes y llamadas, me sentía increíble, la verdad no recordaba que me hubiese ido tan bien, pero ellos me convencieron que así había sido hasta que escuché la grabación y me di cuenta de la vergonzosa realidad. Pasaron años de práctica y estudio para que lograra desenvolverme con autenticidad y soltura frente al micrófono.

Un día escuche la frase “Vivir es reinventarse cada día sin miedo a fracasar”. Dios ama la renovación, pero nosotros tememos a lo desconocido, a lo incierto, al fracaso. La historia está llena de personajes exitosos que han logrado triunfar después de grandes contratiempos que les incitaban a abandonar sus sueños: Abraham Lincoln, Walt Disney, Michael Jordan, entre otros. Quizá nosotros mismos conozcamos a alguien que «después de tocar fondo», pudo encontrar la fuerza para resurgir fortalecido y lograr sus ideales más profundos. Y es que la vida es así, nos lleva a experimentar nuestros límites para realizarnos plenamente.

Juan 12:24 dice “Ustedes saben que el grano de trigo no produce nada, a menos que caiga en la tierra y muera. Y si muere, da una cosecha abundante”. A veces tendremos que reinventarnos o replantear nuestros sueños en medio de lo que para nosotras es una tragedia, nadie está listo para esos episodios, pero dentro de los planes de Dios todo es perfecto. Aún en medio de una situación como la que vivimos podemos reinventarnos, dejar de ver una crisis para ver una oportunidad. Recordemos que la vida pasa mucho más rápido de lo que esperamos y los cambios son tan frecuentes que la única manera de lidiar con ellos es aferrarnos a un Dios que no cambia.

Alvin Toffler decía en su libro «El shock del futuro», “Los analfabetas del siglo XXI no son aquellos que no van a poder leer ni escribir, son aquellos que van a perder la capacidad de desaprender y reaprender”. Yo decidí reinventarme y reaprender y en el camino descubrí que Dios es que da ideas creativas e innovadoras para nuestros nuevos caminos.

Cuando inició el 2020 tenía muchos planes igual que todos, en este momento estaría trabajando en otro país, en un lugar para el que me había estado preparando toda mi vida o al menos eso creía, pero cuando esto inició me sentí perdida, desmotivada y afanada, hasta que le pedí a Dios que se llevara el afán, me diera paz y me guiara. Cuando decidas hacer lo mismo de forma consciente, tu situación puede cambiar.

Actualmente estoy trabajando para medios del extranjero, trabajo para una de las disqueras más grandes de la industria musical, estoy apoyando junto con un equipo creativo a pequeñas y grandes empresas a crecer y promoverse de forma innovadora, cada día hay nuevos proyectos que me mantienen ocupada, pero al mismo tiempo me permiten disfrutar de mi familia y de la ventana de bendición que Dios abrió sobre mi vida cuando decidí confiar en Él y soltar todo lo que me estaba frenando.

Lo único seguro, además del cambio, es que si no corres riesgos no hay cambios y si no hay cambios, mueres. La pregunta es ¿Estás lista para reinventarte y replantear tus planes?

Lili Chavez

Mi nombre es Lili Chávez nací un glorioso 14 de abril en la ciudad de Guatemala. Soy comunicadora por profesión y de corazón. Considero que hay tiempo para todo, aunque a veces me gana la inquietud y termino por apresurarme (cuando era pequeña encontraba todos los regalos antes de que me los dieran). Me gusta la música, salir con amigos y ver comedias, me considero  divertida, amigable, determinada y persistente. Amo las uvas, las papas fritas, la pizza y el sushi. Disfruto convivir con la gente que quiero, salir de vacaciones con mi familia, ir a la playa y disfrutar del sol. Dios ha sido muy bueno conmigo, vivo agradecida y por eso vivo al máximo siempre.

Lili Chavez – who has written posts on Ladrona de frases.


¿Te gustó? Compártelo en tus redes