fbpx

Camina junto a una persona durante su duelo

Camina junto a una persona durante su duelo

¿Cómo caminar al lado de una persona que está en proceso de duelo durante esta pandemia? Tu amor, compañía, empatía, comprensión, apoyo, respeto y solidaridad es todo lo que necesita.

“En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia” Prov.17:17

Generalmente, lo mejor que podemos ofrecer a un amigo o familiar en duelo es nuestra presencia física: un abrazo, sostener su mano o derramar algunas lágrimas juntos. El confinamiento y distanciamiento social durante la pandemia Covid-19 no permite que hagamos esto, pero debemos recordar que “distanciamiento social no significa distanciamiento emocional”. Siempre podemos encontrar formas de estar presente para apoyar a los que amamos.

Asumir el reto de acompañar a una persona en proceso de duelo, no es algo sencillo. Al hacerlo, debemos reconocer principalmente que no podemos resolver la situación, nada de lo que hagamos evitará que la persona que amamos sufra. Lo que sí podemos hacer es demostrar que nos importa su sufrimiento y que, por lo tanto, estamos dispuestos a acompañarle.

Caminar al lado de una persona en duelo implica tanto: amor, compañía, empatía, comprensión, apoyo, respeto, solidaridad. Es decir: si te duele, me duele y por eso camino contigo.

Acompañar no se trata de conducir el proceso del otro, se trata de ir a su lado. De estar dispuestos a escuchar con un corazón abierto, no esperando “enseñar” cómo hacerlo sino siendo un soporte en el proceso, unos oídos prestos para escuchar y un hombro seguro para llorar.

Pero ¿qué podemos hacer cuando esa persona a la que amamos está de luto y no podemos abrazarla?

Sé paciente con los sentimientos del doliente. El duelo es una montaña rusa de emociones. Muchas veces, ni siquiera la propia persona sabrá expresar qué siente. Es normal que su estado de ánimo cambie de un momento a otro.

Escucha con atención, en amor y sin juzgar. Muéstrate interesado en escuchar lo que su corazón siente. Es importante poner palabras al dolor, sufrimiento e incluso rabia. Hablar es sanador. También recuerda que habrán momentos en los que no quiere hablar y desea estar sola. Esto también hay que respetarlo. 

Ofrece ayuda práctica. El desgaste de un proceso de duelo es muy grande. Las tareas diarias se pueden volver imposibles de realizar. Toma la iniciativa en mostrar interés y ofrecer ayuda de maneras tangibles. Piensa en cosas como enviar comida a su casa, ir al supermercado y hacer las compras de elementos básicos, ofrecerte a hacer algún mandado, trámite o realizar algún pago.

Mantente atento de su salud. Pregunta si sus necesidades básicas están cubiertas. Si come, duerme lo suficiente o existe alguna señal de alerta para sugerir visitar a un médico.

No desaparezcas. Es muy fácil enviar un mensaje de WhatsApp, una nota de voz, hacer una llamada o escribir tus condolencias en un mensaje de Facebook. El reto está en no desaparecer después, el acompañamiento es crucial los días y semanas posteriores.

Estar presente puede ser tan simple como enviar un mensaje de texto periódicamente, hacer una llamada o videollamada y asegurarte que pueda sentir tu presencia en este tiempo tan solitario.

Recuerda, nadie es tan pobre que no pueda dar algo, ni tan rico que no pueda recibir una muestra de amor. Te invito a que hoy, pienses si existe alguien cercano que necesita ese acompañamiento y con amor y valentía asumas el reto de caminar a su lado.

Hija, esposa y amiga apasionada por los suyos. Partidaria de la vulnerabilidad y transparencia de mi historia. Aprendiendo constantemente a ver lo lindo de la vida y lo bello de las personas. Tanatóloga.

Sussy Rodríguez de Molina – who has written posts on Ladrona de frases.


Artículos relacionados

Comenta

Tu email no sera publicado en ningún momento. Requieres llenar los campos marcados *

– who has written posts on Ladrona de frases.