Depende a quién le preguntes la definición de un hombre perfecto podría ser la siguiente: criatura desconocida, disponible solo en libros, películas, series y cuentos de hadas.

Puede sonar gracioso, pero cuando comencé a escribir este tema me hice la siguiente pregunta ¿existe tal criatura? En seguida me respondí. ¡Sí! Sí existe el hombre perfecto, ese con el que toda mujer sueña, tiene en mente y lo va llenado de cualidades. Algunas imaginan que se presentará en caballo blanco y que te despertará con un beso.

En mi vida no se presentó de esa manera, pero sí como yo lo imaginaba. He tenido la bendición de contar con dos hombres perfectos. Sí, el primero fue mi papá, ese hombre que era todo para mí: el super héroe, el que todo lo podía hacer y resolver, no había nada imposible para él, además me miraba como la mejor niña y la más linda de todo el mundo. Él me amó incondicionalmente y nunca me juzgaba aun cuando yo cometía errores. Podía acudir a él en momentos difíciles y siempre me recibía con una palabra que me daba aliento, ánimo y un abrazo lleno de amor que me hacía sentir segura y protegida. Su amor fue capaz de llenarme tanto, que sigo sintiéndolo hoy que él ya no está.

Luego conocí a mi esposo y descubrí que él también tenía superpoderes, porque es incansable, apasionado en todo lo que hace, detallista, cariñoso, ama a Dios, ama a su familia, la respeta y por si fuera poco ¡cocina delicioso! Sus cualidades lo hacen el hombre perfecto para mí.

Créanme, no es que esté fuera de la realidad o que lo tenga en un pedestal ¡no! Conozco sus defectos, pero después de 23 años de casada y con dos hijos, tiempo en el que hemos pasado buenos y malos momentos, pruebas económicas, de salud y diferentes circunstancias lo sigo admirando. Lo conocí a los 18 años y en aquél momento supe que era el hombre con el que yo quería pasar el resto de mi vida. Elegí muy bien, pues él me complementa, suma a mi vida y no resta, no me limita sino que me motiva a seguir soñando y tomando nuevos retos ¡él cree en mí! 

El matrimonio al lado del hombre perfecto no es totalmente perfecto, tiene sus temporadas, pero te puede decir que el perfecto tomará las mejores decisiones para superar juntos los momentos de adversidad y nada los detendrá. Podrán reír y llorar, pero sobre todo nunca dejará de creer que dos son mejor que uno.

La pregunta es ¿qué quieres? ¿qué éstas buscando? Es importante que puedas definir lo que buscas para saber quién es el hombre perfecto para ti, sino lo tienes claro, no sabrás encontrarlo. No te canses de creer que existe, lejos de los libros, las películas y los cuentos de hadas los hombres perfectos ¡llegan y se quedan junto a ti para siempre! Son hombres de carne y hueso, llenos de cualidades que opacan sus defectos.

Olga de Marroquín

Hija, esposa, mamá y amiga. Amante de un café bien cargado y una buena compañía.

Olga de Marroquín – who has written posts on Ladrona de frases.


¿Te gustó? Compártelo en tus redes