Tiempo de lectura: 2 minutos

Este confinamiento es una oportunidad para aprender a explorar y redescubrir la intimidad emocional, física, psicológica y sexual con la pareja.

Es un hecho que la pandemia ha cambiado nuestro entorno laboral, social y también el personal. Nuestro hogar es hoy un hotel B&B (bed and breakfast) donde la convivencia tan prolongada con la pareja nos presenta nuevos retos.

Debemos saber que cada pareja es diferente y tiene múltiples escenarios, pero hoy casi todas se enfrentan al reto de alimentar su amor de forma distinta para sobrevivir a la pandemia.

Estas recomendaciones pueden ayudar a ver el amor y la pareja desde otra perspectiva:

Mantener espacios individuales dentro de la casa. Puede ser que la casa esté llena de bulla o movimiento, a muchos les falte el silencio y privacidad para realizar sus tareas, pero  a falta de espacios amplios o individuales se puede recurrir a alternar los espacios de privacidad para que no se sientan atormentados. Usar los audífonos para el trabajo o escuchar música es otra opción de privacidad. Aquí entran los acuerdos para respetar cuando los audífonos estén puestos. Este detalle es muy significativo para mantener la sana distancia, tan importante para despertar el deseo físico y curiosidad.

Labores domésticas compartidas. Poder dividir o alternar las tareas de la casa ayuda a que ninguno de los dos se sienta enojado o cargado. Es tiempo de hacer equipo de trabajo en casa, esto ayuda al equilibrio de dedicación que cada uno pone al hogar.

Imagen y hábitos de higiene. Estar sin salir da pauta a que el arreglo personal sea mínimo, y en algunos casos los hábitos de higiene se posponen u olvidan. Es importante que sigamos arreglándonos porque la pareja necesita de nuestra imagen para sentir agrado y deseo. El desatender nuestro arreglo puede aumentar el desánimo, apatía, baja autoestima y depresión.

No abandonar el deseo sexual. Sabiendo que la sexualidad es más que un acto de amor, requiere ser intencionales en poner atención para que la pasión y sensualidad estén presente. ¿Qué tal una cita romántica dentro de la casa? No hay excusa válida, la decoración y los detalles pueden transformar la mesa -que en el día es el escritorio de la oficina- en un acogedor escenario para una cena especial.

Mantener el romanticismo y demostraciones de cariño. Se pueden usar recordatorios para tener gestos, halagos y detalles románticos. Aunque no se pueda salir a comprar algo, se puede ser creativo, ya que esto ayuda a mantener un vínculo cercano y aumenta el deseo sexual.

Juegos en pareja. Debemos recordar que no solo los niños necesitan jugar, los adultos también lo demandan. Hacerlo en pareja ayuda a la imaginación, a crear fantasías y conectarse. El jugar es una gran fuente de energía, promueve la risa y el contacto afectivo. Piensa en juegos en juegos de mesa hasta juegos en la cama. Mientras sigan compartiendo risas y momentos mantendrán la complicidad y la unión tan necesaria en esta temporada.

El hablar y comunicarse. No se deben desperdiciar los espacios y momentos de charlar, es una forma de estimular y reinventarse en pareja. La falta de comunicación provoca distanciamiento, no solo físico sino emocional. Se debe aprender a no solo hablar de la situación de COVID -19, de los hijos o de los problemas, sino charlar sobre las emociones, proyectos y a seguir conociéndose.

Esta nueva forma de convivencia debemos de aprender a verlo como el mejor momento para explorar y redescubrir la intimidad emocional, física, psicológica y sexual en la pareja.

Yosahandi Alcalá

Psicóloga clínica, sexóloga y educadora. Teléfono de la clínica 23683154. https://www.facebook.com/Yosahandi-Alcala-196737353761626/

Yosahandi Alcalá – who has written posts on Ladrona de frases.


¿Te gustó? Compártelo en tus redes