Tiempo de lectura: 2 minutos

Padezco hipotiroidismo y resistencia a la insulina, es decir tengo metabolismo lento y mi cuerpo no quema grasas, y eso no me detiene para alcanzar un cuerpazo en el 2021.

Ahhhh, el inicio de un nuevo año. Un lienzo en blanco en el que podemos plasmar un nuevo rumbo para nuestra vida, 365 nuevas oportunidades para reescribir nuestra historia, y enero es el mes ideal para trazarnos nuevas metas, por ejemplo: compartir más con la familia, aprender una nueva habilidad, emprender un negocio y no puede faltar, comer más sano y ejercitarse más.  

El 7 de enero pensamos, este es mi año, seré fit y sexy, ¡futura mamasota, allá te voy! pero, al llegar febrero ya no estamos tan animadas, ya no nos despertamos temprano para ejercitarnos y corremos con suerte si logramos mantener una semana la dieta. ¿Te ha pasado?

Nunca he sido flaca, tampoco fui gorda en mi juventud, digamos que distribuía muy bien la grasita, ja, ja, ja. A pesar de ello, siempre estuve llena de complejos y me la pasaba buscando adelgazar, era fan de las dietas instantáneas, de las pastillas para perder peso y me torturaba corriendo bajo el sol, eso sí, en una semana podía deshacerme de hasta 10 libras. Hermosa juventud, que le dicen. Ahora, corro con suerte si no subo de peso con solo oler la comida.

Hace unos años me diagnosticaron hipotiroidismo y resistencia a la insulina, digamos que tengo un metabolismo lento y mi cuerpo no quema grasas ni regula la glucosa como lo hace un cuerpo sano. Tomo una hormona sintética cada mañana y me medico para regular la glucosa, todo con el afán de que mi metabolismo se acelere para perder esos kilos de más y tener un cuerpazo en el 2021. Eso quiero ¿o no?  

Te puede interesar:

Definitivamente no hay nadie más creído que un gordo que ha perdido peso y de pesar 194 libras, haber bajado hasta 158, me hacía sentir orgullosa de mí, pero, la ansiedad en la bendita cuarentena me ayudó a volver a subir 17 libras, así que, a mis 43 años y con un peso tan fluctuante, decidí que lo que quiero es un cuerpo saludable, ya no me importa el peso, me interesa la salud. Aunque no lo crean, esta gordita se ejercita casi a diario, levanta pesas, cuida lo que come, toma mucha agua y alienta a sus amigas a hacer lo mismo.

Al final, podemos probar miles de dietas, pero lo mejor es aprender a comer correctamente cada día. Piénsalo, cualquier dieta que suspendas te provocará rebote, de repente le cortaste cierto grupo de alimentos al cuerpo y al volver a dárselo, hará su efecto, así que, mi invitación para este 2021, si una de tus metas es tener un cuerpazo, es que dejes de luchar por perder peso y empieces a trabajar por ganar salud. Visita a un nutriólogo o un médico que pueda asesorarte para modificar tu dieta, camina 30 minutos al día por un par de semanas y cuando el cuerpo te pida más, empieza a ejercitarte en casa o en el gimnasio, muchos días no tendrás ganas, pero, no lo dejes de hacer. Bebe mucha agua y por encima de todo esto, cuida tu salud mental, de nuestro corazón fluye la vida, así que, si tu mente no está bien, nada de lo que hagas en el exterior funcionará realmente.

Brindemos con jugo verde, por un 2021 en el que trabajaremos por un estilo de vida saludable.   

Mavi Mendoza

Directora ejecutiva y co-fundadora del grupo de medios de comunicación Gospel Revolution. Productora, escritora, empresaria, esposa y madre, pero nada de esto importaría si primero no fuera hija de Dios. Soy una persona alegre, creativa y dinámica. Una vez fui muy triste y oscura, pero Jesús cambió todo eso en mí, por eso me encanta compartir positivismo por donde voy.

Mavi Mendoza – who has written posts on Ladrona de frases.


¿Te gustó? Compártelo en tus redes