fbpx

El dilema ¿ser o no ser emprendedora?

El dilema ¿ser o no ser emprendedora?

¿Ser o no ser emprendedora? Ese es el dilema. Quizás te la has formulado muchas veces y desde mi propia experiencia te comparto mi respuesta.

Como amante de la lectura y las grandes obras de la literatura inicio esta columna justamente con ese texto de Hamlet acto III, escena I, escrito por el gran William Shakespeare.   

HAMLET: Ser o no ser… He ahí el dilema. ¿Qué es mejor para el alma, sufrir insultos de fortuna, golpes, dardos, o levantarse en armas contra el océano del mal, y oponerse a él y que así cesen? Morir, dormir… ¡Soñar acaso! ¡Qué difícil! Pues en el sueño de la muerte ¿qué sueños sobrevendrán cuando despojados de ataduras mortales encontremos la paz?

Ser o no ser emprendedora… cuántas mujeres no se han hecho esa pregunta o cuántas de ustedes que inician esta lectura se la han hecho en algún momento de su vida. “Ser o no ser” esta frase representa la pregunta esencial de la experiencia humana, atribulada frente a las tensiones que se producen entre la voluntad y la realidad, de tal manera que la vida, las satisfacciones y los retos se convierten en opciones a considerar.

La frase, convertida en una referencia universal de la literatura y el arte dramático, invita a preguntarse: ¿cuál es el significado profundo que esconde? ¿Qué hace de esta frase, y del monólogo en que se inserta, un discurso tan importante? ¿Cómo podemos interpretar «ser o no ser, esa es la cuestión»?

Y así, el mundo del emprendimiento femenino para hacer realidad nuestros sueños, sueños que nos liberan y conducen por un camino colmado en ocasiones de golpes, sufrimientos y dardos que vamos aprendiendo a esquivar o las heridas de estos nos hacen más fuertes, valientes y con una capacidad de coraje y resiliencia… todo, por hacer realidad nuestros sueños y más aún, marcar una diferencia en nuestro entorno y dejar un legado a nuestros hijos, a nuestra sociedad y porque no pensar al mundo. ¿Por qué no ser idealista? Trabajar por hacerlo realidad, con marcar la diferencia en la vida de una persona, ha valido la pena cualquier esfuerzo.

En lo personal, siempre me he identificado como una mujer idealista y soñadora. Iniciar Mujer de Negocios como un medio de comunicación creado en el 2006 enfocado a fomentar y fortalecer el liderazgo femenino, resaltar el rol de la mujer guatemalteca en el mundo de los negocios escuché muchos ¡está loca, en Guatemala, un país machista, una revista para mujeres empresarias no va a pegar, no es rentable! Sin embargo, cuando uno está convencido de su propósito de vida y marcar la diferencia -alguien debe iniciar- tu mente, corazón y cuerpo se preparan para enfrentar los golpes y adentrarse al océano de los malos augurios; pero más importante aún ¡crees en lo que estás haciendo y sabes que marcas la diferencia en tu entorno! Y así la tarea titánica se va volviendo satisfactoria y el ideal se va volviendo real.

También puedes leer 4 principios para replantear tus finanzas

Hoy, 16 años después puedo decir que la satisfacción y compromiso se fortalece cada día pues sin duda a través de nuestras acciones hemos sido inspiración e impulso para muchas mujeres que desean emprender y en ese caminar se sienten solas o no saben cómo iniciar.

¿Ser o no ser? la pregunta no es solo ontológica sino ética. En muchas ocasiones, las mujeres no nos atrevemos a decidir racionalmente por los miedos que nos atrapan. Tradición y modernidad, razón y locura, pasión y conciencia son algunas de las cuestiones que nos agobian y mantenemos en nuestro monólogo interno. ¿Fácil o difícil? Es una decisión y si como emprendedora crees en ti, crees en tu propósito de vida y te has preparado para que esa idea de negocio sea tu pasión, entonces tu intuición, tu interior te dará las respuestas adecuadas para ser o no ser emprendedora.

Desde mi perspectiva puedo decir que ser emprendedora te da muchas satisfacciones personales, profesionales y familiares, partiendo de que eres dueña de tu tiempo y si tienes hijos puedes estar con ellos en los momentos que más lo necesitan, puedes darles tiempo a tus padres, siempre y cuando sepas gestionar eficientemente tu tiempo.  

Somos nosotras las constructoras de nuestro destino y no debemos permitir que la duda existencial, la tribulación emocional nos paralice, pues somos luz, pasión y generosidad; y en la medida que basemos nuestras acciones en esos valores el éxito nos llega sin lugar a dudas.

Mujer idealista, madre realizada y orgullosa de ser guatemalteca. Comprometida con apoyar a otras mujeres en saberse valiosas y nacidas para triunfar a pesar de las circunstancias, razón por la cual inicié Revista Mujer de Negocios en el 2006. Autora del libro “Decisiones, Amor y Encuentros”. Creyente del amor y servicio como seres humanos llamados a la plenitud y generosidad.

Marolen Martínez – who has written posts on Ladrona de frases.


Artículos relacionados

Comenta

Tu email no sera publicado en ningún momento. Requieres llenar los campos marcados *

– who has written posts on Ladrona de frases.