Tiempo de lectura: 3 minutos

¡La escuela en casa nos permitió ayudar a nuestros hijos a alcanzar sus sueños, por imposibles que estos parecían!

Al inicio de nuestro matrimonio, anhelábamos con todo el corazón tener hijos y desde ese momento sabíamos lo que deseábamos para ellos: que fueran la mejor versión de sí mismos, felices, sirvieran a Jesús y que jamás se rindieran para alcanzar sus sueños. 

Mi mayor anhelo se cumplió y fui mamá de tres hijos hermosos, que son la respuesta a nuestras oraciones. Fueron creciendo y cada uno se desarrolló con la clara visión en lo que soñaban. José quería ser el chef junior graduado más pequeño de Guatemala y servir a Dios todos los días de su vida, llevando el mensaje por todo el mundo. Gaby soñaba con ser jugadora de tenis profesional y ser la tenista junior número 1 de nuestro país, llegar al top 50 del mundo, ser la primera tenista chapina en ir a las olimpiadas de la juventud y jugar en el main draw de los torneos Gran Slam de tenis juvenil, Roland-Garros, Us Open y Winbledon. Sofy, la pequeña, crecía siendo una beba feliz que con una sonrisa que ilumina nuestros días. 

Tenían sueños maravillosos que parecían inalcanzables a los ojos de muchos. Lograrlos necesitaba hacer cambios radicales que hace 8 años sonaban como una locura, además requerían dosis extras de trabajo y mucha fe.   

Llegó el día en que la educación regular era el obstáculo que se interponía entre sus sueños. Esto nos puso en un dilema. Siempre les dijimos “eres capaz de lograr todo lo que te propongas y nada puede interponerse para alcanzar tus sueños, solo debes aferrarte a Jesús, trabajar duro y luchar hasta alcanzarlo”. El verso de Filipenses 4:13 se convirtió una realidad para la familia: todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Fue en ese momento donde tomamos la decisión de creer con todo el corazón en sus sueños, apoyarlos sin condiciones y hacer todo lo que fuera necesario para lograrlo, tal y como se los habíamos enseñado. Así que nos convertimos en una familia homeschool ¡la mejor decisión de nuestras vidas! Nos hicimos los únicos responsables de nuestros hijos, de su corazón, su educación y motivación, de su relación con Dios y con el mundo. 

He sido testigo de cómo mis hijos han luchado para alcanzar sus sueños, me he gozado cada victoria, derrota, acierto y fracaso. Hemos llorado y celebrado juntos, aún falta mucho por ver, pero hoy que tienen 21, 19 y 13 años les puedo decir que este estilo de vida permitió que se convirtieran en personas luchadoras, que reconocen el apoyo incondicional de su familia, aprendieron a ser autodidactas y disciplinados, a trabajar con excelencia y dedicación. También entendieron que ante una dificultad siempre hay una alternativa y adquirieron la convicción que todo es posible para el que cree y que todo lo pueden en Cristo que los fortalece. 

José, nuestro hijo mayor, es chef, sirve a Dios con su trabajo y se ha convertido en alguien que lleva el mensaje de Dios, está en la universidad y se graduará pronto. Gaby logró ir a los Gran Slam junior de tenis y a los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, es la jugadora junior número 1 de la región. Ahora su meta es ir a los Grand Slam profesionales, graduarse de la universidad, abrir un orfanato para ayudar a los niños de Guatemala. Sofy anhela ser veterinaria, servir a Dios. Desea cantar y adorar a Jesús por las naciones. Ahora inicia la aventura en homeschool. 

Si estás por asumir este reto, quiero animarte a que no temas, a que creas que todo va a estar bien, que sepas que eres capaz, que no hay nada que no puedas lograr en familia, llegará el día en que digas como yo: “esta fue la mejor decisión de mi vida”. 

Goza compartir con tus hijos y enseñarles, ámalos, consiéntelos, confórtalos, motívalos, descubre lo maravilloso de su corazón, disfruta ser testigo de cómo van dando pasos para lograr lo que Dios ha soñado para ellos. 

Paula de Rivera

Casada desde hace 23 años con un hombre maravilloso. Mamá de tres hijos que han sido un regalo de Dios para nuestras vidas. Apasionada por servir y ayudar a las personas.

Paula de Rivera – who has written posts on Ladrona de frases.


¿Te gustó? Compártelo en tus redes