fbpx

5 mitos sobre cáncer de mama

5 mitos sobre cáncer de mama

El cáncer de mama es el que más mujeres padecen en todo el mundo. La detección temprana ha demostrado ser una herramienta efectiva para vencerlo.

El 19 de octubre es el día dedicado a hacer conciencia sobre el cáncer de mama con el fin de que pongamos atención a nuestra salud, especialmente para descartar que este cáncer esté creciendo dentro de nuestro organismo.

Tocarte un poquito para examinar detenidamente tus senos puede cambiar tu historia. Estudios indican que la auto exploración puede hacer la diferencia para diagnosticar y empezar a tiempo el tratamiento.

Exploremos cinco mitos sobre el cáncer de mama:

Le da a las mujeres con mucho busto. Es cierto que las mujeres con pechos grandes tienen más elevados sus niveles de estrógenos, sin embargo, el tamaño no es determinante. El cáncer de mama le puede dar a una mujer con poco o mucho busto.

Le da a quienes no dan de mamar. No, el cáncer puede presentarse tanto en madres que han practicado lactancia como mujeres que no han tenido hijos. Si bien la lactancia protege del cáncer, al finalizar el periodo el riesgo está presente.  

Le da a las mujeres de más de 40 años. Falso. El cáncer es una enfermedad que no distingue edad ni raza. Es más, muchas jóvenes han sido diagnosticadas.

Estoy libre porque no hay antecedentes familiares. Lamentablemente esto no es un hecho real. Solo un porcentaje bajo existen casos familiares, pero si alguien directo como la madre o una hija lo ha padecido, el riesgo aumenta y es necesario iniciar los chequeos frecuentes.

Solo las mujeres padecen de cáncer de mama. No, hay hombres de diferentes edades que también llegan a desarrollar la enfermedad.

El autoexamen

A partir de los 40 años es necesario intensificar los controles médicos anuales para descartar que los cambios hormonales puedan acarrear un diagnóstico de esta naturaleza. Pero como se dijo, la enfermedad no se limita a una edad en particular, por eso es importante tocar las mamas para ver si hay alguna anomalía en ellas.

¡Manos a la obra! Para empezar quítate la ropa y el sujetador. Párate frente al espejo y deja caer tus brazos a los costados. A continuación, observa detenidamente cada uno de sus senos. Tómate tu tiempo y mira si ves arrugas, hoyuelos o alteraciones en el tamaño, la forma o la simetría de cada uno. Detente en los pezones, mira si se ven hundidos o si hay alteración en el color.

Levanta los brazos y sigue observando. Párate de lado y observa debajo de la axila. La idea de la evaluación ocular es que notes si hubiera alguna alteración de color, forma o algo que sobresalga en alguno de ellos.

Luego, usa las manos para examinarte las mamas. Empieza en el pezón y dirige tus dedos hacia el lado opuesto. Este procedimiento puede ser más efectivo en la ducha, enjabona los dedos y las mamas para que los dedos se deslicen más suavemente sobre la piel.

Finalmente, presiona con las palmas mientras mueves tu mano alrededor de todo tu pecho. Si hubiera alguna área que presente dolor inusual repite el procedimiento y con las yemas de los dedos examina la parte donde hay dolor. Examina el otro lado.

¿Cuándo acudir al médico?

  • Después de tu autoevaluación es prudente que acudas al médico, especialmente si encontraste algo que no te parece normal como:
  • Un bulto duro cerca de la axila.
  • Cambios en la forma en que se ven o se sienten las mamas, incluidos un engrosamiento o una pesadez notable, diferentes al tejido circundante
  • Hoyuelos, arrugas, protuberancias o crestas en la piel de la mama
  • Un cambio reciente en el pezón: se retrae (invierte) en lugar de sobresalir
  • Enrojecimiento, sensación de calor, hinchazón o dolor.

Quizás esto te parezca abrumador, pero debes saber que cuando la detección se hace a tiempo las pacientes se recuperan, así que no tengas temor, no pases por alto ese dolorcito o incomodidad que sientes de vez en cuando, hazle frente, examínate y no dejes de acudir a tu médico.

Tú eres la escritora de tu propia historia ¡ánimo, el cáncer de mamá difícilmente podrá detener tus ganas de llegar más lejos!

Mujer, esposa y madre. Robadora de frases. En proceso de construcción. Amante de los viajes, buenos libros y museos.

Marly Leonzo – who has written posts on Ladrona de frases.


Marly Leonzo
ADMINISTRATOR
VER PERFIL

Artículos relacionados

Comenta

Tu email no sera publicado en ningún momento. Requieres llenar los campos marcados *

1 Comentraio

Últimos posts

Autoras

Más comentados

– who has written posts on Ladrona de frases.