fbpx

Cuidados de mi mascota en la cuarentena

Cuidados de mi mascota en la cuarentena

La cuarentena por el COVID-19 no solo ha venido a impactar a nuestras vidas, sino que también a las de nuestros peluditos.

De pronto todo se trastocó.  Ya no podemos salir a la calle y debemos pasar todo el tiempo en nuestra casa. En mi caso, trabajando a distancia, lo cual me requiere largas horas de mantenerme frente a la computadora. Sin embargo, sin importar el día y la hora, siempre, a la par mía, está mi compañero inseparable: Panchito.

Es un cocker que llegó hace ya varios años a mi casa. Fue un regalo de Navidad, que luego de varios meses ya no querían. Pero, ese rechazo, me dio la suerte de que se convirtiera en una parte importante de nuestra dinámica familiar, que incluye, estar afuera de la casa por largas jornadas.

Ahora, con la cuarentena, estoy segura, que no sabe qué está pasando, pues siempre me ve en casa. Si bien esto podría significar mucha alegría para él, también he leído que le puede causar ansiedad. Eso me preocupa, pues a pesar de estar en un excelente estado de salud, no quiero que emocionalmente tenga alguna complicación, sobre todo cuando deba volver a mi rutina fuera de casa.

Por ello, he puesto en práctica los siguientes consejos que he encontrado en varios sitos:

Conservo su rutina. Por la salud mental de ambos mantengo mi rutina como si fuera salir a trabajar. Me levanto a la misma hora y luego de arreglarme me siento a trabajar. Como está acostumbrado a estos movimientos, continúa haciendo sus actividades de siempre hasta que descubre que en lugar de salir solo me cambio de habitación.

Cuido su alimentación. Poco antes de comenzar la cuarentena, lo primero que hice fue aperarme de su alimento. Aunque tengo a la mano, los números de un par de lugares que aseguran llevarlo a domicilio. Lo más importante, es que le respeto sus horarios de comida y no le doy nada más entre comidas o le he movido de lugar su plato.

Trato de mantenerlo ocupado. Tiene sus juguetes y huesos comestibles que le sirven para mantenerse ocupado, mientras estoy trabajando, o hace sus paseos dentro de la casa. Su deporte favorito es ladrarle a todo aquel que escuche pasar frente a la casa.

Es parte de mi trabajo. Panchito tiene una camita en mi oficina de la casa, la cual mueve a su antojo por toda la habitación, para buscar su comodidad o que la luz no le moleste. Pero, como ahora mi trabajo incluye realizar videoconferencias, se ha vuelto famoso porque quiere saber de quienes son esas voces extrañas que escucha en la habitación y me pide que lo cargue para inspeccionar la cámara y aprovecha a saludar. Me he dado cuenta, que esto le encanta porque lo toma como un juego más.

Le doy su dosis de cariño. Estas muestras de cariño no pueden faltar y, aunque se me llegara a olvidar, él se encarga de recordarme de esa tarea.

Para mí, lo más importante de esta cuarentena ha sido la oportunidad de disfrutar más de las gracias de Panchito, de recibir su cariño incondicional y de seguir cuidando a ese maravilloso ser que llegó a mi vida una lluviosa noche de septiembre. 

Periodista, catedrática universitaria, asesora en temas de comunicación. Reconocida pet lover y orgullosa mamá canina.

Silvia Lanuza – who has written posts on Ladrona de frases.


Artículos relacionados

Comenta

Tu email no sera publicado en ningún momento. Requieres llenar los campos marcados *

Últimos posts

Autoras

Más comentados

– who has written posts on Ladrona de frases.